www.germanalameda.com
www.germanalameda.com

CAÑAS DE DULZAINA

Esta sección está dedicada a una parte importantísima y fundamental de nuestra dulzaina, “las cañas”, que son para la inmensa mayoría de dulzaineros uno de los problemas a los que enfrentarse cuando van hacer su trabajo.

Debido a las distintas situaciones que podemos encontrarnos, como los cambios de temperatura, distinta humedad, las diferentes estaciones del año, los lugares donde actuemos, bien sean en la calle, auditorios, iglesias, salones, etc, las cañas no se comportan de la misma manera, por eso es interesante tener varias y poder intercambiarlas según las necesidades de cada momento.

Uno de los errores más comunes es no cambiar de caña durante un largo periodo de tiempo, ya que la madera acaba por debilitarse, perdiendo ciertas propiedades y cualidades cuando estamos interpretando. Otro de los inconvenientes es que nuestra embocadura y columna de aire termina adaptándose a esa caña, y cuando llega la hora de cambiarla parece que las demás no funcionan correctamente hasta que llevas tiempo con ellas, intentando alargar aun más el estado de supervivencia de esa caña única y estupenda que has encontrado.

Cuando las cañas permanecen mucho tiempo sin usarse pierden bastante humedad, la madera se contrae, la entrada al tudel se reduce, por eso, un uno frecuente de ellas evitará que todo esto ocurra, manteniendo a las cañas en un estado óptimo para ser usadas en cualquier momento.

Bajo mi criterio, no es necesario tener un número elevado de cañas porque realmente no vas a usarlas todas, es mejor tener varias preparadas para cada situación que realices habitualmente, así estarán siempre en buenas condiciones. Por ejemplo un par de cañas para estudiar o ensayar, tres o cuatro para tocar en calle, dos unidades para los conciertos o salones interiores, puedes tener también varias durezas para ir más cómodo en actuaciones largas, en definitiva optimizar las cañas sacándolas el máximo rendimiento.

Después de buscar durante muchos años la caña perfecta y no poder encontrarla, a día de hoy, pienso, que con la amplia gama de lutieres que tenemos, y la gran información que está a nuestro alcance, cada instrumentista debería de buscar y probar hasta encontrar una material que le haga ir realmente cómodo, incluso apuesto por tener cañas de distintos constructores si fuera necesario.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
germanalameda@hotmail.com © German Alameda Berrojalviz 2016